martes, diciembre 23, 2008

Queremos tanto a Glenda

Saludos,

todos los cuentos de este libro (los diez) tienen un toque especial. Que algunos no me hayan gustado es diferente. Existen cuentos muy buenos como “Texto en una libreta”, “Queremos tanto a Glenda”, “Recortes de prensa” y “Grafitti”. Los demás, pues conforman el texto, pero no son muy agradables, alguno incluso es confuso, pero tiene muy buen argumento o muy interesante como “Anillo de Moebius”.
Cortázar siempre jugó en sus cuentos, en sus obras. Jugaba con su lector, con su crítico, con su seguidor y con él mismo. Nos mete en diferentes formas de ver la vida, desde las visiones desde un gato; el proceder de una conspiración; el hacer que una actriz pase a la perpetuidad como siempre quiso ser, etc.
Existe un cuento parecido a un cuento previo, que se llama “Historia con migalas”, que trata de las vacaciones de ciertas personas en un lugar alejado del mundo.
Cortázar nos hace jugar, también, con Cortázar.

P.D. por cierto este libro lo encontré en el tianguis de Chapultepec, un libro que no veía en las librerías desde hace rato. El libro es una edición de 1980. Además lo compré el día que me encontré con el Viper.

Arriba y adelante!!!

4 comentarios:

Lex dijo...

Adictivo :D
Por cierto ...Y tu cuento?

chicokc dijo...

Si que lo fue. Pues no ha habido suficientes gramos, no hay cuento, jejeje.

Jos Velasco dijo...

y la font? como que costó un poco de trabajo leerte. :p

chicokc dijo...

Ahh es que el post lo hice en el trabajo y me lo mandé y blogger no sé que chingaderas hizo y me lo arruinó todo.