miércoles, octubre 22, 2008

Mi parte de la euforia parte 1

Saludos,

Parte 1 Llegada - The Flaming Lips

después de algunos días del Motorokr y de varios recuerdos del concierto me siento frente a la compu a compartirles mi experiencia.
De entrada llegamos como a las 4-5 cuando estaba a la mitad Paramore...y pues...se presentó Paramore, no vimos casi nada y fuimos a buscar playeras y sombras "pa'la calor".
Las playeras, agotadas, agotadísimas (las de NIN) y unitalla. Que se cree Ocesa al traer esas playeras. Alrededor del evento había otras cosas, estaba el bungee y una tirolesa, corte de cabello y una pelota gigante en la que podías caminar entre las masas. La venta de cerveza, agua y refresco, como no, siempre presente, con muchísima gente apepenada pidiendo "chela chela". Nada restrictivos en la entrada.
Durante el gran rato que estuvimos a la sombra de la grua veiamos desfilar a todas las personas y pudimos darnos cuenta de la gran variedad de playeras TAN chidas (sin sarcasmo) que mucha gente traía y una mayoría predominaba, NIN.
Cuarteto de Nos comenzó a tocar una rola de The Strokes (JA! nos dimos cuenta ehhh malditos uruguashos). Si conocía algunas, pero meh, no tanto como para acercarme, al cabo de lejesillos se veía bien y estábamos en sombra y gritándole y abucheando a un sujeto que no se aventaba del bungee (mencioné que era gratis).
Así pasaba el tiempo y fuimos a vagar un rato más para ver que tranza y pow! que sale The Kooks. Estos ingleses comenzaron con un sol de frente impresionante y los atacó con todo, pero prendieron igualmente demasiado. Ahi estuvimos hasta que nos corrió de nueva cuenta el sol, porque estaba inclemente aunque la ventaja era de que había algunas nubes que tapaban de repente. Desde nos encontrábamos escuchábamos muy bien y veíamos bastante bien.
Ya para ese entonces la gente iba llegando en manadas, porque los platos fuertes se iban a dejar venir. Nos encontramos por fin con Carlos y era hora en la que salio Mindless Self algo que la mera verdad apestaba. Un grupo como de emos, gritones y el vocalista payaso que parecía bastonera. El bajista malísimo tirando (con trabajos) el micrófono, etc.
Nos hartamos y fue cuando contáctamos a Tony, lo buscamos encontramos y comenzamos nuestro peregrinar para quedarnos estancados, pero nos movimos ya que así estaríamos mejor situados para ver o movernos a MGMT.
Comenzaron el montaje the flaming lips y desde antes se sabía que estos brothers darían espectáculo, darían batalla y encantarían a miles - 15 - En primer lugar me encantó que los miembros de la banda se treparan a echarle talacha a acomodar sus instrumentos, a hacer soundcheck, a involucrarse directamente en el escenario que iban a usar, que iban a hacer suyo.
Los minutos pasaban y Wayne Coyne se daba el lujo de bromear con los pixeles que no funcionaban en la pantalla de atrás.
De atrás se comenzaron a ver figurillas medio raras, teletubbies coloridos que estaban como locos furibundos volteando al frente y con Wayne.
La hora llegó y en el otro escenario seguía el Mindless, pero ya gran parte esperábamos ansiosos el inicio de The Flaming. Las bocinas rugieron y lo esperado, una burbuja gigante apareció y Wayne entró a sus entrañas para entrar en las entrañas del público que lo vería en acción musical:

El sonido de fondo de su intro era espectacular, se juntaba perfectamente con el ambiente. Al regresar al escenario, la fiesta comenzó, Race for the prize prendió ánimos y globos de color naranja y amarillo flotaron en el ambiente llenándolo de una felicidad y colorido como pocas veces he visto. El hecho de voltear al cielo y verlo plagado de esos colores, con la música de fondo, con el poder de su música, era impresionante, muy divertido. Era como una fiesta de muchas personas que veían al cielo y veían papeles, globos gigantes. Todos gritaban, cantaban, reían y dudo que no hubiera alguien que se le hayan salido las lágrimas de felicidad - los teletubbies seguramente ya habían llorado suficiente por ser seleccionados.
El concierto se fue alargando con más globos y papelitos a cada rato hasta llegar al momento más emotivo de los flaming, Yoshimi Battles the Pink Robots Pt.1, dónde con una cámara montada en el micrófono, nos dejaba ver el sudor y las lágrimas de Wayne.
El concierto cerró ya en claroscuro con Do you realize? una de las más sonadas de ellos y la banda brincando, cantando y coreando.
Claro, durante el concierto la unión familiar se hizo presente, padre, madre e hijo se pasaban el porro, jajajajaj, pero nos fumigaban a los que estábamos alrededor.
Ya como por los dos minutos finales de Flaming (no diré mucho de lo que dijo acerca del atardecer, sólo que le gustó mucho y que no le importaba si nos voltéabamos a ver el mismo) se juntó el sonido con MGMT (que dicen que dedicaron su primera canción a la banda 80tera).
Felicidad - alegría - coros y diversión en esta parte del concierto. Divertido y absorbente.
Mañana segunda parte, MGMT y STP.

Arriba y adelante!!!

4 comentarios:

Antonio Cárdenas López dijo...

ah los papelitos, los lindos papelitos

Nacho dijo...

A mi gusto, fué algo sumamente sensacional en el festival. Creo que hasta podría decir que fue el mejor show musical que yo haya presenciado (acoplándose a mis gustos musicales).

NIN, pues.. fue NIN, su show estuvo increíble, no imaginaba que algo así pudiera existir y llegara a mi ciudad. Pero conozco muy poca su musica y no soy muy asiduo de esucharla en su totalidad (salvo por las canciones más conocidas y más como para no tan fans, como Hurt, Closer y The hand that feeds).

Pero Dios, el intro de los Flaming Lips con Race for the prize, escuchar a cappella a Yoshimi pelear contra los robots rosas, el "gracias" del tecladista de la banda, las pelototas, el wong, la camarita en el micrófono, las palabras que nos dijo el vocalista, yeah yeah yeah yeah..., fight test.


asldhfñsodfoa{shgdf{sjadpfj}
asdjf}asjdf}asdfasdf

Esto... es simplemente algo que nunca volveré sentir en mi vida. Me hubiera gustado mucho estar con ustedes en la fiesta.

Nacho dijo...

Por cierto, hablando de los Kooks, ubicaron la vestimenta del baterista? Tenia un porte impresionante, y con el sol en la cara, jajajajaja se me hizo muy chisto. Y sobre todo muy serio

Kurt C. dijo...

Tony, sip, esos meros papelitos.

Nacho, que bueno la verdad que te haya gustado, así podrás ir a los demás festivales que pueden llegar a la ciudad y compararlos y decir, nah a mi me latío más el Coca o el MXBeat. Se nota que te fascinaron los flaming, y la verdad es un show muy padre, muy colorido, muy a la altura de una banda así. Si, hubiera estado bien estar ahi todos disfrutando, pero pues la cantidad de banda te lo impide.

Uhh claro, tenía un porte impresionante y siempre de cara al sol, chale.