jueves, agosto 16, 2007

El hoyo


Saludos,

"En la pared mas alejada de la casa de Vicente se encontraba un hoyo un poco grande. Un hoyo que había estado desde el uso de razón del mismo Vicente. Susana, su hermana menor, había sido tragada hacia 20 años por el hoyo, pero el hoyo no tenía la dimensión que tiene ahorita, ni tampoco la forma y lo adornado. Vicente padre después del incidente tapó el hoyo con una rendija, para evitar que el hoyo siguiera ingiriendo. Vicente padre cuando supó que el hoyo se había comido a su hija dijo: 'Ahh chingao, bueno, al menos sabemos por donde no pasar.'

Las ratas estaban siendo erradicadas. La sanidad del pueblo regresó poco a poco. Y ni que decir de las cucarachas, el hoyo se las comía una tras otra.
Además de comer, el hoyo se iba adornando. Salieron unas cuantas matas. La rendija le ponía un toque como si tuviera dientes.
Unos años después los niños simplemente pasaban a un lado de la boca del hoyo y escuchaban una respiración. Por las noches, competía en ronquidos con Vicente padre. Cierto día de mayo Vicente padre se levantó indignado y le gritó al hoyo: 'NO ME PUEDES GANAR'. Y desde ese día el hoyo roncó mas fuerte . Lo hacia tan fuerte que las vibraciones fueron tumbando pedazos del mismo hoyo.
Dos semanas después del concurso extremo de ronquidos, Clandestina, la mujer de Vicente padre fue a darle de escobazos al hoyo. El hoyo indignado, bufó y con el bufido salió un olor pútrido que impregnó a Clandestina hasta que murió. A 2 cuadras de distancia Vicente sabía que venía su madre por el olor fétido. El hoyo la había marcado. Pero el hoyo entendió y dejó de roncar.

Susana salía del hoyo cada cinco años y se ponía a jugar o platicar con Vicente. Vicente padre le reprochaba que saliera, porque ya no pertenecía a este mundo, pero aún así le daba gusto verla. Clandestina gritaba desde el momento en que Susana salía del hoyo (salía empujando la rendija) hasta que se metía de nueva cuenta al hoyo. Terminaba tan cansada que en cuanto la nuca de Susana desaparecía, caía dormida.

Ayer se cumplieron otros 5 años y hubo fiesta en el pueblo. Susana bailó todo el rato con Vicente mientras los músicos amenizaban el guateque. De regreso al hoyo, Susana se despidió, Vicente padre le volvió a reprochar, Clandestina no tardaba en caer dormida y Vicente le dijo: 'te espero en 5 años'."

Arriba y adelante!!!

9 comentarios:

c0o1 dijo...

Oye me gustó bastante. Tu realismo mágico. Está muy digerible, la imagen le ayuda bastante. ¿Te apoyaste en la imagen para ir relatando? O te la encontraste por ahí después de hacerlo...

De cualquier manera queda genial.

Kurt C. dijo...

Gracias, que bueno que te gusto. La verdad primero iba a hacerlo de otro tema (después lo verán) pero cuando fui tirando los párrafos salió el tema del hoyo, entonces seguí contando el cuento pero ya con el tema del hoyo.

Lizane dijo...

la reaccion del padre es de lo mas indiferente jaja, que cruel.
pero esta muy bien, no se porque me imagine un monstruo de armario...
se que no es lo mismo, pero me acorde de eso

James Draco dijo...

Muy bueno mi Alex pero que hoyo!!!!!!!!!!!

La imagén me late!

Cuidate!

See You!;)

Kurt C. dijo...

Lizane: si, la acción mas que indiferente del padre es como ya pasó hay que aprender de eso y no es una tragedia. Que bueno que te gustó. Podría ser ehh, pero no, no hay monstruo es un hoyo.

James Draco: que gusto tenerte de vuelta por aquí, que bueno que te latió. La imagen es adquirida de lo que le llaman el interne'

Saludos!

ChavirA dijo...

Citándote: "Muy puta madre bueno!!!", me lo imagine como un estilo de "¿Quieres ser John Malckovich?", en el que te metías por un pequeño orificio y no sabias a donde ibas a parar.

Saludos!

Kurt C. dijo...

Ahh esa movie nunca la he visto. Tendré que darle una revisada. Chido!

Chikislex dijo...

Y me queda una duda...¿por qué Susana salía del hoyo y regresaba a el? ¿qué la hacía volver? Y yo que me quejo de vivir en mi agujero jaja.

Kurt C. dijo...

El hecho de que Susana regrese es la parte del realismo mágico de la muerte de que de alguna forma seguía atada a la tierra aunque ella ya no estuviera entre ellos. Y regresaba porque no pertenecía ahi.