viernes, agosto 03, 2007

Barracuda

Saludos,

"Una lancha, de esas que se rentan a la orilla de la playa, estaba tranquilamente en el mar, por encima de las olas, retando a Poseidón. Se mecía, subía y bajaba. Los pescadores dueños de la lancha no estaban en ella, pues habían bajado a las profundidades a pescar un poco de alimento y para poder venderlo por algunas monedas en el mercado.

Una rara práctica para pescar, pero ellos lo hacían así. No estaban en la orilla con redes o con anzuelos. Ellos bajaban a convivir con los peces y cuando estuvieran seguros de su caza, los atrapaban a mano limpia y les enterraban un cuchillo por donde sabían estaba el cerebro. El pez no sufría y al momento de cruzar la línea entre el agua y el aire, se convertía en pescado.

Los pescadores lo aventaban a una hielera, dónde reposaba y se desangraba. Al cabo de unos 10 peces capturados y trepanados, se retiraban a tierra. Pero este día no fue así, uno de ellos vió un pez raro, que lo había visto mas al norte, sus dientes se veían bastante afilados. Fue nadando tras él, pero era mas rapido que los otros que se movían por los alrededores.
Se logró acercar lo suficiente, pero en el momento decisivo pensó en que ese pez estaba perdido y recordó aquel dicho: 'Ningún cazador puede matar a un pájaro que va a buscar refugio con él'.

Se retiro a la lancha donde ya lo esperaba. El otro le preguntó porqué se había demorado a lo que respondió que era cuestión de política."

P.D. dedicado a
Arriba y adelante!!!

2 comentarios:

ChavirA dijo...

Muy buena comparaciòn.

El tipo de pesca muy parecido al de el cayo de hacha en mi rancho ;).
Saludos!

Kurt C. dijo...

Que delicia, se me antojo ese alimento.
Uhhh mi primer gramo en esta entrada :D gracias!!! menos bipolaridad!!!