lunes, enero 12, 2009

El odio

Saludos,

El odio es una sombra negra y alargada. En muchos casos ni siquiera quien lo siente sabe de dónde le viene. Es un arma de doble filo. Al tiempo que herimos al contrincante, nos herimos a nosotros mismos. Cuanto más grave es la herida que le inflingimos, más grave es la nuestra. Puede llegar a ser fatal. Pero no es fácil librarse de él. Usted también debe tener cuidado, señor Okada. El odio es muy peligroso. Y, una vez ha arraigado en nuestro corazón, extirparlo es una tarea titánica. - Creta Kanoo


Qué tal ehh??? El texto fue sacado de Crónica del pájaro que da cuerda al mundo de Haruki Murakami.

Arriba y adelante!!!

4 comentarios:

Jos Velasco dijo...

Es muy cierto, el odio hiere a ambas partes.

Me identifico en que a veces odio y el odiado ni en cuenta.

chicokc dijo...

Si, si es cierto. Todos salen dañados. No odies, se c0o1.

Samo dijo...

Interesante, feo pero cierto, todos salen dañados

chicokc dijo...

Así meroles samo samo bo samo.