domingo, noviembre 16, 2008

LFC de regreso

Saludos,

bueno, pues después de tenerlos dos días sin nada de entradas ni nada, ya les pongo el post del concierto de los cadillacs. Comenzamos y espero sus comentarios.

Hay ciertas cosas que van coincidiendo a través del tiempo, en este concierto pasaron al menos tres cosas:
1.- Un gran grupo argentino reunido después de 6 años de descanso. (La coincidencia es la reunión de Soda que tenía 10 años separados).
2.- La fecha 12 de noviembre. (Soda tocó el 12 de noviembre de 2007)
3.- La emoción de verlos reunidos.

4.- Casi! El lugar del concierto. (Inicialmente sí iba a ser en el 3 de Marzo...pero el nombre de la gira lo impidió).

Después de estas coincidencias pasemos a el camino.
Quedé de pasar por Tony a eso de las 7.30 pm, pero mis queridos offshores no se aparecían, así que tuve que salir mucho después y dirigirme a su casa, para también hacer un cambio de vestimenta (no estaría chido ir de zapatos a la brincadera). Salimos cerca de las 8 de su casa camino a la VFG que está muuuy lejos, pero con la ilusión que llegaríamos a más tardar 8.40 al rancho de los Fernández...para nada! Cola impresionante en la carretera a Chapala y a paso de tortuga. Fuimos llegando a las 9, pero por suerte me habían comunicado que el concierto empezaba 9.45, así que no había mucho problema por eso, teníamos tiempo de comprar parafernalia.
Al entrar a la VFG mi primera sorpresa fue la cantidad de personas que ya estaban esperando al grupo, la segunda fue que el escenario lo recorrieron de más con el afán de colocar a todas las personas que cabríamos en el estadio.
A los lados del escenario había dos pantallas que estaban proyectando lo que un DJ estaría haciendo, en muy buena definición y arriba de esas pantallas, las 6 siluetas de los miembros de la banda pero con un estilo muy interesante, porque sabías luego luego quiénes eran los miembros.

Estando a 3 filas de primera fila (de sección "cancha") nos quedamos ahí un rato y de lejos ví a mi primo que después saludé, porque él no me veía. Ya que traté lo del lugar, la distribución del mismo no estuvo para nada agradable, el ruedo lo dividieron en 2 y había muchísimo lugar desperdiciado, dónde hubieramos estado menos apretados los de primeras filas.
La chifladera no se hizo tan presente o muy leve, pero a las 9.45 pm en punto se apagaron las luces y con el tema de 007 iniciaron los pibes argentinos.
Con traje, Vicentico salió y comenzó todo con Manuel Santillán, el león. A partir de ahí fue todo un recorrido musical a través de los años de Los Fabulosos Cadillacs: Carmela, Basta de llamarme así, Gitana, Quinto Centenario y obviamente las de cajón, Matador, Mal Bicho y Vasos Vacíos que tocaron con una invitada especial. Claro que no le llegó a la versión del '93 con Celia Cruz, pero no le salió nada mal.
Así iban pasando las canciones, El satánico Dr. Cadillac me dejó sin aire, pues de tanto cantar y saltar (sí, mis rodillas me lo reclamaron horas después) se me agotaba el aire...es que como no cantar esa excelente rola o qué tal Carnaval toda la vida, que estuvo muy divertida, es como una invitación a no quedarte parado.
La nueva versión de Padre nuestro se tocó, con unos visuales muy chidos. El momento padre-hijo (lo relaciono tanto con el hijo de mi primo Jorge) se vivió con Vos sabés, es muy emotiva y pues si hay una canción de LFC que demuestre cariño por el alumbramiento de un niño es ESTA canción.
De Siguiendo la luna se cantó una versión muy similar a la que aparece en Hola/Chau, sólo un poco más rápida. Terminando esta rola siguió Vasos vacíos como comenté.
Era la locura: brincos, empujones, connatos de bronca (mal para el baboso que dió cabezazo, pero que bueno, lo sacaron al mastodonte). Tanta locura que empezamos en la tercera fila, atrás de unos brothers, pero con Carmela salimos empujados como a la 5ta y 3 metros en diagonal 225º. En ése empujón tuve un connato de bronca porque le tiré a un bato su chela, pero pues no podía hacer nada, fue la inercia de no sé cuantos brothers empujando y salir empujado y empujando a más brothers. Simplemente voltée para atrás e ignoré al bato ése.
Siguió la brincadera, cantadera y bailadera en la arena, aplausos, gritos, coros y slam. Cada vez que tomaban un pequeño descanso de no más de un minuto, la arena se callaba y se escuchaba el coro "oooohhh ooohhh ohhh oohhhh" de Yo no me sentaría en tu mesa, pero pues la verdad es buena rola, pero...pedirla toooooodo el concierto, creo que había otras rolas para pedir antes de tocar esa (que es obligada, es como no escuchar Serenata sin luna con Julieta Venegas).
A final de cuentas terminamos en buen lugar, pero siendo empujados muchísimas veces. De los momentos más chidos era cuando todos gritábamos al mismo tiempo y opacábamos la voz de Vicentico por el "altoparlante".
El momento que me pareció más importante fue el homenaje al "Toto" pues empezaron a pasar imágenes de él, tocando sus percusiones, una muerte se subió al escenario y le entregó a Vicentico una urna en forma de diamante y la sostenía entre sus manos mostrándolo al público de la arena, enseguida lo tapó y continuaron el concierto con, me parece si mi memoria no me falla, Calaveras y diablitos.
Siguiendo la luna fue impresionante porque el visual era una luna llena y el coreado general.
Hubo dos encores, el segundo fue con el hijo de Flavio que ya se está instruyendo en la bateria, y para terminar, la canción más pedida: yo no me sentaría en tu mesa.
Al término del concierto, los agradecimientos de los cadillacs, el chau (antes ya había saludado con hola) y una promesa de visita en 13 años.
Salió el grupo y muchos seguíamos con el coro, ooooohhhh oooohhhh ooohhhh oooohhhh, incluso en el tunel de salida seguíamos cantando a todo pulmón, siendo que mi voz no daba más, ni mis piernas. 12.20 am terminó el concierto y de ahí empezaría el éxodo hacia la ciudad, un éxodo que nos tomaría hora y 40 minutos, pero con la satisfacción de haber visto de nuevo a los cadillacs, de haberlos cantado y que aún hay ska argentino por un rato más.

Arriba y adelante!!!

11 comentarios:

Nacho dijo...

Yo solo diré: changüitos, luna llena, hombre con globo inflándose, calaveritas...

GRACIAS, NOS VEREMOS EN 13 AÑOS AMIGOS!

Antonio Cárdenas López dijo...

oooooohhhhhh ohhhhhh, ohhhhhhhh ohhhhhhhhh oh ohhhhh

Creo que el coro de yo no me sentaría en tu mesa se convirtió en una especie de himno.

Muy correcta tu carta de navegación de la 5ta y 3 metros en diagonal 225º, concuerdo.

La calaca que traia el diamantote, y como olvidar el "puto, puto, puuuuto!" al gigantón.

Nacho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nacho dijo...

Pero claro Tony!!! es el H. Himno Cadillac!!!!
YO SE QUE NO TENGO PALABRA! Y NUNCA LA VOY A TENER!!! (8)

Nacho dijo...

siempre habrá vasos vaciós... con agua de la ciudad!!!! la nuestra es agua de rio mezclada con mar!!!(8)

Nacho dijo...

CALAVERAS Y DIABLITOS!!! INVADEN MI CORAZÓN!!!!!! (8)

Kurt C. dijo...

Nacho, uuuy si que te latió bastante su música ehhh, que bueno que te gustó la verdad y que estés conociendo más de ellos. Ya te las estás aprendiendo todas.

Tony, claro! Se convirtió en el himno cadillaquiense y seguirá siéndolo.

13 años según Vicentico...esperemos que no sea tanto.

Nacho dijo...

Hagamos algo
promesa, los tres
en 13 años, nos veremos aqui en Gdl. para verlos de nuevo, juntos.

Kurt C. dijo...

Pues si vienen de nuevo, estaría bien loco, ahi de 36 años, estaría loco ehhh!!! Me apunto, jojo

Nacho dijo...

Apuntadísimo.

Kurt C. dijo...

Claaaro!