miércoles, agosto 06, 2008

Camión

Saludos,

"al momento de bajar del camión se creo una revolución. Terribles oleadas chocaban contra la puerta trasera y el conductor, cual pirata, gruñía moviendo su volante por encima de su barriga. Tres escalones lo separaban del piso, pero el agua turbia impedía ver la profundida del mismo. Una bicicleta pasó rauda y veloz por un costado y pareciera que el ciclista fuera a dar un arponazo a la bestia camionera.
Los niños lloraban, las madres gritaban, los hombres se preocupaban (algunos dormían por el sopor) pero quién iba a bajar del camión se preparaba ya en el último escalón.
Al dar el brinco hacia la banqueta, un movimiento lo hizo fallar y brinco unos cuantos centímetros antes del concreto. Con una leve mueca indicó su fallo. Esa mueca la vió un mojado transeunte.
Y fue lo último que vió del valiente hombre que bajaba del camión. Se lo había tragado un registro abierto."

Arriba y adelante!!!

4 comentarios:

perlita dijo...

o.O ... jo! :p

Kurt C. dijo...

jajaj

Mielina dijo...

¿Era un señor muy gordo? Es que parece fuente.

Me encantan las coladeras que parecen manantiales o algo así.

Kurt C. dijo...

Jajaja, no, pues no me lo imaginé gordo, un poco delgado, pero fornido.