miércoles, abril 02, 2008

En la mente interna

Saludos,

cómo algunos sabrán mi abuelo es posible que haya muerto de un capricho. Su voluntad era que no se le hablara a la ambulancia. Cuándo él empezó a ponerse peor, se le habló (sin su consentimiento) a la ambulancia. Al momento de llegar la ambulancia y que los de emergencias llamaran al timbre, él pasó a mejor vida.
Será acaso que podemos planear con cierta sangre fría ese instante de pasar a la otra vida (ya cada quién le da su propia definición aquí a la muerte)...sí es así, tendría planeado hacer eso o lo hizo de "juego"?
La idea pasa por mi cabeza muchas veces, se me hace sorprendente su historia. Y no sé porque recurre a mí tantas veces, creo que él vivió y murió como quizo. No que haya muerto de un capricho, ese es una coincidencia (el timbre - su muerte) si no que sabía de algún modo que su tiempo estaba finito, y trató de pasar con más gracia.

Estés dónde estés Varguitas...tu nieto Alejandro.

Arriba y adelante!!!

8 comentarios:

Antonio Cárdenas López dijo...

creo que el morir es como dormir... eventualmente todos dormimos por que esa nuestra naturaleza, pero, a veces aunque tengas mucho sueño puedes aguantar y resistir lo que tu voluntad y cuerpo te permitan... otras veces quizá tienes sueño y simplemente dices "ya me quiero ir a dormir".

cynthja dijo...

siento lo de tu abuelo
saludos!

Sr Javier dijo...

Morir como vives no esta nada mal.

Muy interesante desenlace, gracias por compartir.

Saludos.

"La muerte es la puerta de entrada a la luz"

c0o1 dijo...

Contigo hermano,

Para todo hay tiempo.

La vida, prestada o no, hay que tomarla por las riendas.

Kurt C. dijo...

tony, pues si, técnicamente pero vivir sin dormir no es vida, uno se desequilibra.

cynthja, muchas gracias, aunque éste evento pasó ya hace bastantes años, es más todavía ni nacía tu servilleta.

sr javier, es como debe de ser, ser congruentes hasta la muerte.

c0o1, así mero, sea como sea que venga se tiene que tomar...por las riendas o por los cuernos, como se quiera decir.

Historia de los Días dijo...

con el sonido del timbre se marcó un espacio del no tiempo en el que tarde o temprano todos entraremos, gracias por escribir sobre eso, y compartirlo

Mielina dijo...

No conocí a ninguno de mis abuelos, pero siempre he creído que la dignidad hay que conservarla hasta la muerte.

Nada como morir a gusto, aunque se le llame capricho.

Kurt C. dijo...

historia de los días, buen pensamiento, gracias por tu comentario.

mielina, hasta el fin. "Prefiero morir de pie que vivir hincado" Che Guevara