martes, enero 29, 2008

Mi padre era un ladrillo

Saludos,

foto: julianrod

"Hace mucho tiempo tuve un padre, todos tenemos uno, cierto? No comía conmigo, pues no estaba conmigo. No vivió conmigo, pues no lo había hecho desde mi nacimiento. Ni siquiera vió mis primeros pasos.
Mi madre me explicó que antes de que yo naciera, mi padre se había ido a una batalla o una guerra, no le entendí bien. No me importaba realmente, porque muchos de mis amigos tampoco conocían a sus padres.
La guerra se extendió por mucho tiempo y yo seguía sin padre. Los padres de otros habían regresado, y ahora vivían con ellos, pero el mío no. Yo vivía con su recuerdo y las muchas fotos de él que tenía mi madre guardadas en el cajón de su buró. También sobre la repisa estaba su foto, tomada minutos antes de partir. Lo veía y no lo creía. Mi padre no existía y si lo hacia era en una película, en un rollo fotográfico.

Ahora el tiempo ha pasado y finalmente la guerra lo ha hecho también. Una extensa carta que mi madre guardó en el mismo cajón dónde estaban las fotos. Lloró mucho rato. Después de llorar fue al jardín, dónde yo jugaba, me tomó de la mano y me dijo que íbamos a ir a un evento al día siguiente.
Ese día siguiente llegó. Miro al frente a una caja negra sobre un hoyo. Por fin tuve padre, pero mi padre no era una foto, era un ladrillo."

Arriba y adelante!!!

2 comentarios:

c0o1 dijo...

Me mantuviste al suspenso buscando la relación entre un padre y un ladrillo. Y es que hay muchos padres que simplemente se van, ya sea a la guerra o al trabajo y se les prolonga la estancia fuera...

Kurt C. dijo...

Así lo es y ya cuando regresan, fueron soldados y murieron en la guerra, se les entierra como un montón de ladrillos ya que su cuerpo nunca fué recuperado. También los hay los que van por cigarros a Hong Kong y no regresan, tal como lo dices.