viernes, marzo 30, 2007

Vacaciones!!! y Puro pájaro nalgón

Saludos,

hoy es el día esperado por muchos de nosotros. El día en que comienzan las vacaciones. Ese día dónde haces planes de tarea infinita en vacaciones. Dónde dices, si, tengo tarea de XXXXXXXX y la adelantaré en vacaciones.
O es el día cuando ves la realidad, te haces conciente y dices, ni madres, sé que las vacaciones no me dejarán hacer nada, me la pasaré de baquetón tirado en mi cama con riesgo de que mis pulmones se llenen de agua. NO HARÉ NADA.

Simple y llanamente te montas en tu macho y desde el momento en que das un paso fuera del salón en tu última clase del día se te olvida cualquier cosa relativa a la escuela. No tienes pensamiento para otra cosa mas que: a dónde voy a ir?
La tarea la colocas en el nivel mas bajo de tus jerarquías por hacer en vacaciones, en unas vacaciones que desde la primera semana de clases te antojabas. Le das el lugar entre "ahora sí planto un árbol" y "arregló mi cuarto".
La tarea es una cosa que no tiene cabida en vacaciones, no ES simplemente. Inimaginable, superflua, monstruosa. Habrá quienes con un esfuerzo sobrehumano se dispongan a hacer algo de ella (también hablo por mi) pero lo que menos quieres es recordar que la cosa que hiciste, la tienes que volver a hacer porque, qué crees? está mal.

Pero que sucedió en la ciudad, muchos desde ayer no están en estas tierras tapatías. Zarparon (algo difícil de hacer en Guadalajara), despegaron, manejaron o caminaron fuera de estos terrenos.

Desde en la mañana se respira un aire tranquilo, descansado. La ciudad se comienza a vaciar. Y ni se diga mi institución educativa, que maravilla! Desolado.
Pero no se me hace justo que gente que va a una clase (yo, por poner un ejemplo) al último día de clases antes de vacaciones (bueno para algunos, por ahi creo que algunos todavía mañana tienen clases) y que por la huevonería, baquetez y conchudez de unos no tengamos clase. En cierta forma es a toda madre, pero bien me pude no levantar el día de hoy tan de madrugada, por favor!

Al llegar a mi salón de clases pasó lo que suponía, poca asistencia de estudiantes. Un apresurado caballero entró al salón, dejó su mugrero y se marchó sin decir nada. El salón tenía pocos habitantes temporales y yo leía un cuento de Márquez.
Los minutos se seguían unos a otros y éramos los mismos estudiantes, que por no exagerar, éramos 10. A la 1.10 pm la maestra llegó al salón con un aire de desánimo, sabía lo que podía pasar en una clase como esa. Una clase de "relleno".

Con un tono de indignación comentó nuestro trabajo para vacaciones (leer Historias de cronopios y de famas de Julio Cortázar [les pondré un fragmentito en unas cuantas líneas]) esperamos unos cuantos minutos mas, la 1.31 pm en mi reloj, los mismos apróximadamente 10 sujetos, y tristemente la maestra dio la voz de retirada, pues no tenía caso dar la clase a un grupo tan reducido y que además no había hecho la tarea bien.

Me despedí del poco concurrido grupo, salí del salón directo a la librería del Iteso a comprar el libro de Cortázar, pero con un poco de indignación hacia el grupo por su falta de compromiso y su toma a la ligera de una materia que según expresaban sería muy buena para ellos, porqué les encantaba leer. Puro pájaro nalgón.

--FRAGMENTO DEL LIBRO--

Instrucciones para llorar por Julio Cortázar

Dejando de lado los motivos, aténgamonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza.
El llanto medio y ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espásmodio acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llano se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente.

Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca.

Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia dentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

Arriba y adelante!!!

3 comentarios:

c0o1 dijo...

Ya me están dando ganas de llevar esa clase...:p

Antonio Cárdenas López dijo...

mala onda.. pero pues así es este @che pais.

Oye, yo digo que en estas vacas a darle a los proyectos!!

Kurt C. dijo...

si que si. Esos tantos proyectos que nos tienen picados.