viernes, marzo 23, 2007

Limpiaparabrisas

Saludos,

"Corríamos absortos en nuestros pensamientos por calles de la ciudad. Pasábamos carros y carros nos pasaban. Era una marcha loca, sin fin. El reto de llegar primero, el reto de ser el primero. Esos retos que no tienen significancia porque simplemente son retos que tu te pones y que no lo gritas a los demás 'HEY, te reto'.

En ese ir y venir de carros, en un semáforo, un limpiaparabrisas se aproxima al carro y con no tan amable cara se dispone a limpiar el cochino parabrisas. Con cara seria le digo que no quiero ese servicio que me ofrece. Rejego el tipo, comienza a limpiarlo sin decir palabra alguna. Ningún: "ahi para el rato", "a la vuelta", "traes cigarros", "ya después jefe", etc... sale de su boca. Empieza por el lado del piloto, de abajo para arriba enjabona el cristal y limpia de arriba para abajo, viniendo del centro a mi izquierda.
Posteriormente pasa al lado del copiloto y hace el mismo movimiento pero para el lado contrario. Al termino de su limpieza le ofrezco unas monedas y me dice: "No gracias, no lo hago por dinero".

El limpiaparabrisas se retira lentamente con una leve cara de satisfacción ; nos marchamos siguiendo el paso continuo de carros. Sorprendido pienso, hay gente que ama lo que hace."

Arriba y adelante!!!

4 comentarios:

Antonio Cárdenas López dijo...

¿esto es ficción o es documental?

Kurt C. dijo...

Ficción. Es un cuento, realismo fantástico.

c0o1 dijo...

Yo diría que es un deseo ferviente que he tenido desde hace algunos meses.

Ån€iëNt §Öû£ dijo...

Que c0o1? limpiar parabrisas por gusto?

Bien aplicado che bato!!! (Y)