miércoles, febrero 28, 2007

Una mañana

Saludos,

Mañana

una mañana me desperté
hacia la calle caminé
esperando encontrar una sorpresa.

En la calle encuentro basura,
desolación, ebrios, baches, rostros sin alma;
autobuses repletos con personas
movidas por el traqueteo de los amortiguadores.

Pero la lluvia comienza a caer
y la esperanza con ella viene.
La lluvia borra esas imágenes
y se nota ensoñación en los ojos vidriosos.

El camión avanza lentamente llevándose
a aquellos que fueron nada y ahora son.
La lluvia se llevó aquella suciedad
de la ciudad.

2 comentarios:

c0o1 dijo...

Quiero que llueva...

Kurt C. dijo...

café en el campo, que caiga un aguacero de yuca y te...