lunes, marzo 31, 2008

Cruzando la calle

Saludos,

foto: Sebastian Miguel

al transitar las calles uno se puede dar cuenta de las costumbres de las personas (además de ver cada cerdada que se comete). Ayer precisamente un caso curioso, en el mismo día ví dos personas cruzar la calle ya con el siga puesto, situación angustiante para el transeunte pues los automotores se dejarían avanzar ávidos de kilómetros, arrasando todo lo que pudiera ser arrasado.
La primera persona, proveniente aparentemente de este lado del charco, osease mexicana o latina, al encontrarse enmedio de la avenida, con el cambio de rojo a verde, aceleró el paso dando pequeños brincos hasta encontrarse a escasos 3 metros dónde calmó su andar y caminó el resto, a lo mucho 5 pasos mas o 3 corriendo la separaban de la banqueta, pero no lo hizo, dejó que el alma caritativa del conductor no la dejara de recuerdo en el pavimento.
La segunda persona, de rasgos asiáticos, aparentemente de aquel lado del charco, se encontró en la misma situación pero, cuál va siendo mi sorpresa que comenzó a acelerar su paso igualmente, daba pequeños brincos pero esta persona no disminuyó su "correr" hasta haberse encontrado sana y salva en la acera.
Son dos posiciones diferentes, primero la de la persona que se esfuerza poquito para casi llegar o la que se esfuerza también lo mismo pero termina su acometido...además de asegurar permanencia (por lo menos en ese acto) en la vida.

Arriba y adelante!!!

4 comentarios:

c0o1 dijo...

Perdón por el spam pero lee:

"Hueles a atracción. Los transeúntes imprudentes se te arrojan cuando te toca el siga. Yo soy daltónico."

de aquí: http://c0o1.com/index.php/hueles-a-cacao/

Es curioso porque precisamente hablabamos de los que se cruzan sin fijarse cuando cambiará el semáforo.

A pesar de que esté en siga para mí, procuro esperar cuando me doy cuenta que cambiará pronto. :)

Y lo de los saltos es muy chistoso... siempre se da, que hasta se le caen los tiliches a la gente.

Kurt C. dijo...

Ahh también me espero un poco mas y me fijo para ambos lados, esperando ver a aquella persona que con todo su esfuerzo cruza las líneas semiborradas.

Samo dijo...

ahh pinches chinos jejeje

Kurt C. dijo...

jajajaja, como los odio