miércoles, septiembre 26, 2007

Taza con café

Saludos,

siéntate. Relájate. Tómate un café. Listo? Lo estás tomando? Siente tu lengua entumida por el calor o retira la taza rápidamente (sin derramar el contenido) de tus labios pues te haz quemado. Ahora absorbe el olor en tus fosas nasales - no las narices, vocablo mal usado - lo estás oliendo...bien...PASTO CORTADO!
Ah, ya saliste del trance del café. Bienvenido a la realidad. Así, así mero es que te saque un aroma y voltees y no exista lo que tu cerebro procesó. Así, el café de la memoria ataca a su víctima.

Arriba y adelante!!!

9 comentarios:

Mielina dijo...

¡La trilogía del café!

El olor es increíble.

Saludos.

Ån€iëNt §Öû£ dijo...

si mira muy tranquilo, ser aun frapuccino.

Despues de todos estos semestres practicamente nunca he recurrido al cafe como compañero nocturno.

Kurt C. dijo...

mielina, definitivamente el olor me embriaga.

Ån€iëNt §Öû£, (que trabajo me costó poner tu nombre) es tentador el frapuccino. Qué lastima que no lo hayas hecho, es calientito.

D@V€ dijo...

Pero los frapuccinso son más dulces >.< y deliciososss y frios y ... creo q se me antojo uno!!! BRB

Kurt C. dijo...

Pero no tiene el sabor amargo del café :(
Bueno, provecho!

ChavirA dijo...

Muero por un Venti Moka...AHORITA YA!!!

Kurt C. dijo...

Venti Moka...no tengo idea de que es eso, soy de americano pa'bajo

Chikislex dijo...

Aveces creo que soy muy torpe o ya es mi costumbre hacerlo pero pareciese que a mi lengua le fascinara sentir cómo es quemada por el delicioso café, cómo si se le olvidara levantarse cuando doy el primer sorbo y por el contrario, ella desea acercarse e inconscientemente se mete hasta acomodarse en la cavidad perfecta. La pobre termina lastimada, pero le gusta ser masoquista a la condenada :(

Kurt C. dijo...

Si, creo que a la lengua de todos. Es como el instinto de saborear el calor del calor valga la redundancia.